Etiquetas

No es la primera vez que este Blog, pródigo en evocaciones tantas, demora su memoria sobre Ávila. He hablado sobre ella en ocasiones –la ciudad que es hoy, y que fue campamento de las milicias romanas. He hablado de su foro –hoy plaza municipal- donde el decumano se cruzaba con el cardus: esas calles formeras que dieron un sentido militar a la vida ciudadana. La prolongación de la vía de orientación norte a sur, hoy es calle caballeros –a su mitad, un decrépito comercio que conserva su fachada de escaparates gemelos a ambos lados de la puerta. Con mármoles de solemnidad entre burguesa de principios siglo XX por un lado, y funeraria por otro. Todavía conserva sobre la puerta su leyenda en letras de metal y color oro: Bdo. de Quirós. Y sobre el escaparate de un lado: calzados, y sobre el otro se rotula ultramarinos. Como dos orientaciones cardinales de una vida comercial que miraba a las esencias de las gentes –sus dineros, y sus cosas.

©

Anuncios