Etiquetas

Hay problema en la educación –si la gente de un país anda con consignas inducidas, y no sabe a ciencia cierta la verdad de lo que quiere. Pues educar también es algo así como trasladar la convicción de un legado –un quehacer comunitario a no confundir con la indoctrinación, ni tampoco con el adanismo de un educar rousseauniano. Porque al joven es preciso enfrentarlo con la decisión de lo que es y la aptitud para reconocer con verdad lo que seremos y somos –decisión recayendo en lo moral, como lealtad entre quien adviene al mundo y quienes alcanzaron a construir sobre él la morada provisoria de una verdad en lo abierto, y en lo interior de un misterio.

©

Anuncios