Etiquetas

No pretendo escribir estas entradas como quien hace un periódico. Con su estilo, y la preceptiva que orienta a la prensa escrita. Pero tampoco he deseado ofrecer literatura en algún sentido ociosa. Ni escritos que trasladen el rigor con que se ciñen las ciencias. He querido, y quiero, hacer una escritura que se oriente entre esos puntos cardinales –y también en ella misma. Para lo que he tenido por del todo indispensable un cincelar de la frase con una punta de acero. Pues es preciso tener determinación en el golpe del concepto, y la fuerza necesaria en su expresión –y contundencia. Y también estos escritos se suceden tal quien conoce la precisión de escuchar –en el alma de quien lee- con palabras verdaderas. Pues en el fondo, lector, no permaneces aquí si no es por voluntad y sobre todo deseo –con la atracción del lenguaje que se dice, de la palabra escuchada, y del golpe de leer tan contundente y certero.

©

Anuncios