Etiquetas

En cuestión de columnas periodísticas, internet ha puesto al alcance producción tamaña –que permite variedad, frecuentación, comparaciones y análisis. No diré que yo pretenda tanto en estas líneas escasas, pero sí apuntaré una impresión que me alcanza muchas veces: que la facilidad de internet, frente a la prensa en papel y a la venta por las plazas y los kioskos, crea con cierta nitidez dos umbrales: el columnista que busca exponer pero sin lograr adecuarse a la movilidad del medio, y el otro que agudiza agilidad de lenguaje y pensamiento. Y he dicho dos umbrales, que no digo dos extremos –pues el hallazgo en internet se encuentra más allá de cada uno de ellos: en la busca de un lenguaje expositivo que circule y no se entregue a lo lábil de los plasmas, por un lado. Y, por otro, en la agilidad de las palabras que prometen mil lenguajes que gustamos de antemano y aún no llegan.

©

Anuncios