Don Álvaro de Bazán erigió su palacio en Viso del Marqués, un imponente lugar renacentista en el centro del paisaje de La Mancha. Si bien todo tiene su explicación –según algunos, un lugar central, equidistante más o menos de los puertos marítimos de la península para un almirante primero de los océanos de España. Pero ello no obsta para que hoy corra por aquel pueblo diminuto ese dicho: que el marqués lo hizo en Viso porque pudo y porque quiso. Reconozco ante el lector que este lugar ya lo traje en este Blog en ocasión más antigua. Pero hoy me viene al recuerdo por el gesto del dueño de Inditex –millonario donde haya- donando varios cientos de millones para equipos oncológicos en comunidades de España. Su razón tendrá, más o menos –pero se disparan conjeturas al momento: desde el encomio de su generosidad sin par, a la sospecha de interés propagandístico oscuro en cierta medida. También quienes se encogen de hombros ante la explicación que se origina en un ángulo: por lo fácil que resulta encerrar esta cuestión en el dicho del marqués –porque pudo y porque quiso.

©

Anuncios