Etiquetas

Escribe uno en el Blog una entrada –y abre en su ánimo la expectación razonable por conocer su acogida. Lo más frecuente, bajo el modo de visitas registradas si bien es cierto que resulta deficiente indicador para conocer la penetración que logró el pensamiento expresado. Sin embargo y aun disponiendo de ese único parámetro, sucede con frecuencia inusitada que son raros los post que consiguen reflejar la relevancia –poca o mucha- que su autor previamente concibiera. Como si al otro lado del plasma respirara un ser tan vivo y desconocido –que es muchos o es innúmeros, y que pronuncia una voz aritmética, esquemática y anónima.

©

Anuncios