Etiquetas

La prensa, el otro día, informando de que son pocos –o muy pocos- los españoles que alegan militancia política en la declaración fiscal de su renta. Seguramente, y esto soy quien lo dice, por considerar muy sensible la información que se ofrece para que obre en archivos del Estado. Repare el lector en el hecho de que tal ocultación tiene un precio, si pequeño, en el terreno económico. Como también, en la barra de algún bar he asistido a insinuación vergonzante en la forma y en el fondo –relativa a preferencias de votante. Como un tabú que todavía sigue siendo, si se mira tal asunto en terrenos personales. Cabría considerar si es así por una natural prudencia, por desinterés verdadero más allá del particular o mantenido en privado, o por un inveterado temor cuyo rescoldo persiste –de pretéritas confrontaciones cainitas y censuradas.

©

Anuncios