Sabrán ustedes que hay en España un PSOE verdadero, como quizás uno falso. Al menos eso se me asemeja después del tweet conocido de un anterior secretario general –o Pedro Sánchez: pronto llegará un momento en que la militancia recupere y reconstruya su PSOE, donde la base decida. Fuerza. Por no traer el tan denostado y conocido Luis, sé fuerte. Porque se desea fuerza cuando la adversidad abate –sólo que en esta ocasión con mesianismo, que se promete a sí mismo la reconquista de una posición perdida: con halago de las huestes. Casi arenga a una tropa todavía no congregada, o fervorín apropiado en otro tiempo a unas fiestas patronales.

©

Anuncios