Etiquetas

Si alguien no cree en el azar, ése soy yo –por ejemplo. No es cosa de entrar en razones -en renglones tan escasos. Aunque no son pocos quienes dicen que el azar no es sino el desconocimiento de las infinitas variables que mueven inexorables cada brizna de las cosas infinitas. Y el argumento puede ser traído a cada asunto –dígase la popularidad que cada entrada del Blog consigue en los días inmediatos de su oferta: influirá si ese día fue festivo, la hora en que la entrada fue subida al espacio cibernético, si había política o fútbol… tantas cosas. Supongo que también intervendrá la temática, incluso la calidad de lo escrito –pues es variada la que sale de una mente y una mano- Lo que no es determinable en modo alguno, tal sucede en el post de ayer en este Blog –al que tengo por notable, con diferencia de los hechos azarosos que menguaran sus visitas en relación con los otros.

©

Anuncios