Etiquetas

,

Seguramente, alguno de los lectores tendrá noticia de la cerámica de Pereruela –famosa por los pagos de Zamora. Una población pequeña a poco más de diez kilómetros de la capital de la provincia. Es famosa esta cerámica por su uso en la cocina: por la mezcla mineral que compone los barros que la forman. En este lugar, puede la fortuna deparar ser atendidos en la alfarería La Fábrica por la madre de la dueña. Una mujer vivaracha, cuerpo menudo y agilidad de movimiento y palabra. Igual explica la utilidad de un cacharro enigmático, que te dicta una receta de cocina. Dice no ser buena repostera –mas cocinera de mérito. Y así es de creer por las recetas de asados que acolmatan la web de la meritada empresa. Entre la oferta de cacharros, un plato con espigón vertical que sobresale llamativo –tal un taxativo interrogante: para ensartar un pollo, con manzana interior. Rodeado el espigón de un lecho de vino con patatas, con cebolla, con pimienta. Para cocinar al horno. Más allá, franqueando el Duero –sus riberas- Miranda do Douro recibe en Portugal al visitante. El primero de los pueblos lusitanos a encontrar en el camino –en los arribes del Duero. Turismo de españoles –su economía, sobre todo: castellano impoluto en todo establecimiento. El bacalao de cocina portuguesa, excelente pese a ello: asado al horno con patatas diminutas. Con su piel, con su cebolla y su lusitano aceite.

©

Anuncios