Etiquetas

Se ha puesto la guerra de tal modo, en internet, que no hay quien vaya. En las redes sociales, por lo menos. No hace nada, sin más, JCM en facebook ha publicado un aviso que dice ser importante: que le ha sucedido a él, y también a amigos suyos, que alguien usó la red para enviar a los contactos fotografías de ellos –desnudos, mas no en sí mismos, tal sus madres respectivas los trajeran. Y es que ya es un clásico repetido: que las redes encierran riesgos que demandan precaución muy decidida y no escasa. Con la información vertida, y también con las imágenes –sobre todo por la capacidad cibernética de manipular y difundir, procesar y utilizar lo procesado. También he conocido en el facebook un ave rara: quien desde niño abjuró de retratarse, o de conservar imagen de sí mismo en cualquier medio que fuera. No aseguro que así, incluso, una imagen obtenida en un descuido pudiera mantenerse fuera de alcance, con la colaboración impretendida de usuarios de las redes -propiciando cobertura con aportación de identidad, multiplicando la intromisión con informaciones de contexto.

©

Anuncios