¿Imaginan ustedes una huelga para reclamar una subida de salario de un euro por día? Tal vez, según el salario y el lugar del mundo sean. En Portugal, digamos –una huelga. Y si así lo imaginan, ¿conciben que la contraoferta sea de tres céntimos diarios, por parte de la empresa? Pues así lo leo, y en este enlace pueden constatarlo. Más datos todavía: unos cincuenta mil trabajadores de call center que leo que a lo largo del país perciben unos seiscientos euros –conocimiento de idiomas en casos por en medio. Da que pensar que así sea en periferia de Europa, y siendo un trabajo coram populo –según las normas que el Estado definiera. Qué será de quienes vivan y laboren en la economía, que la habrá, suburbial y sumergida.

©

Anuncios