Etiquetas

El manco de Lepanto ha sido el nombre del concierto de esta noche. Música de la época, y a veces del lugar, en los que vivió Cervantes –curioso, en este aspecto, que el público aplaudiera sobre todo a Monteverdi y Frescobaldi junto con algunas piezas de colección palaciega. Se trata del primer concierto de una serie que inaugura un ciclo o festival que se quiere perdurable. Hoy, a cargo de la soprano Olalla Alemán –más, o mucho más que correcta-, y el laúd de Jan van Outryve. Resultado –entusiasmante, para un público numeroso y entregado. Conjuntamente, la visión nocturna de Aledo: esa villa medieval desconocida apenas por muchos –enclavada en una impresionante altura que vio nacer y formarse el reino antiguo de Murcia. El concierto de mañana se anuncia en el Torreón medieval del Homenaje. Encomiable, este proyecto conjunto de la Universidad de Murcia y del Ayuntamiento de Aledo. Aquí, se ofrece el programa. Con mis mejores deseos.

©

Anuncios