Etiquetas

Si se admite la existencia de un justo en medio de la tierra, el corolario es reconocer para él una justicia intemporal. Es lo que tuvo que concluir el pueblo judío del viejo testamento en tiempos del exilio –la justicia de Yahveh. Sin duda, porque la experiencia demuestra lo contrario: que la justicia, en las coordenadas del tiempo, no es tal. O dicho de otro modo: que quien sufre la injusticia a manos de quien puede, al final es perdedor. Díganlo si no a quienes padecieron extorsión y muerte no hace mucho a manos del nacionalismo vascuence llevado a su consecuencia última –pues una nota reciente de la prensa certifica su olvido para una joven generación. Con lo que para quien es extorsionado en sus bienes y en su vida todo cabe en el espacio que describen: teología y sacrificio. o rebelión.

©

Anuncios