Etiquetas

,

En una entrevista de prensa, el filósofo dice que el problema principal de España hoy es la estupidez. Cómo no suscribir. Pero añado que, las cosas así, la lucidez sólo es operativa si viene con el valor. Al menos el preciso para pronunciar pensamientos incorrectos, que no se quieren oír. De hecho, la propagación de la corrección política es contraria a la higiene nacional –algo que se debe combatir, como camino que es para el adormecimiento de la conciencia social. Opiáceo contra el debate sobre la cosa pública –con razón critica y realismo. Y con desnudez moral.

©

Anuncios