JK me escribe desde Londres. Que por allá, me dice, las tormentas previsibles en política son pausadas –sosegadas, más allá, que en nuestra España. Viene a ello a propósito del relevo noticioso en el partido laborista: el tal Corbyn. No incurre JK en comparaciones podemitas con España –pero habla, sin embargo, de un hartazgo social por el juego democrático en la izquierda. Aburrido con el paso de alternancias –sus rutinas. Precisando de catarsis –ablución ritual de regeneración, mas transitoria. Como un pase estetizante –a sabiendas de que no arraigará en tanta flema, en Gran Bretaña.

©

Anuncios