Etiquetas

,

Recuerdo al padre Olivares, aquel jesuita docto en elegancia como en cosas tantas que ennoblecen –profesor de cánones. De Derecho –del bueno: el que es positividad, posibilismo, término medio entre extremos que tensan y descoyuntan la armonía deseable o la justa convivencia. Con gracejo aristocrático, trayendo una sentencia extraída de la llaneza del pueblo: se salió de cura: ahora tendrá que ponerse a trabajar, el pobre. Como se dice, en política, que uno que fue apartado del cargo, tras el fasto electoral pasará a la empresa privada. Tal si la ocupación del gobierno fuera empresa –relación lucrativa, en cualquier caso. O como si, entre gobierno y empresa, hubiera tendidos puentes -de influencias, de poderes y de dádivas

©

Anuncios