Etiquetas

Cuánto atractivo encuentra la ciudad de Almagro en su Corral de Comedias, son muchos quienes lo saben. Y dentro de ese espacio, transportándonos hasta fines del siglo decimosexto, la compañía que sábado tras sábado le da vida –en cada temporada. Hoy detendré estas palabras en Antonio León, actuando y dirigiendo Casa con dos puertas –esa obra que brilla con el genio único de Calderón de la Barca. Este actor, asumiendo un papel instrumental –don Fabio- en la obra que se despliega en la escena. A mitad, una lluvia inesperada claveteando el toldo que protege el patio del corral de vientos y de lluvias –en inclemencia menuda. Inquietud de espectadores, temiendo la incidencia o aguacero. Desde la tramoya, el actor aparece con llana autoridad y con talante discreto -interrumpiendo la escena. Voz de entonación pausada y calurosa, comunica lo usual de incidentes de lluvia en fechas semejantes. Organiza el espacio, guarece y tranquiliza –instantes en los que, actor y sin buscarlo, llena el escenario de presencia –de saber ocupar todo el lugar, y de palabra.

©

Anuncios