Etiquetas

En las democracias nuestras, la prensa tiene el valor de la expresión y la significación de un tótem. Hasta el punto de que cualquier menoscabo o todo ataque que sufriera, es asimilado indefectible a un acorralar el sistema y aquello que el sistema garantiza. Esto dice, por lo menos, el discurso al uso en los medios –lugar de periodistas y tertulias incansables. Y creo innegable que la prensa sea esencial a la libertad de la expresión y la circulación de opiniones o de ideas. De ahí la responsabilidad que debiera exigirle el común, y que por lo común no le exige en demasía. También de aquí que, para expresar el rechazo que produce el terrorismo contra un medio –se hable con solemnidad de ataque a la libertad de expresión. Tal si esta libertad fuera lo atacado en la raíz, y no más bien y de modo anterior la libertad a secas. O la seguridad también, o más, la vida.

©

Anuncios