Etiquetas

Ya hace bastante, en la plaza Mayor de Almagro y tras los soportales y a derecha, entré en un stand permanente de una empresa manchega. No piense el lector que no fue con recelo relativo –aguardando el abordaje de jefe de ventas, de tendero o azafata… tal a veces sucede si el cliente se encuentra sin salida y al alcance de la mano. Nada más lejos, sin embargo. Pude ver, en pantalla, unos hermosos pagos –queso de oveja negra denominación de origen, aceites del lugar, y vinos doy fe que deliciosos. Se trata de la Encomienda de Cervera. Por otros lugares del Blog, el lector sabrá de mi afición al queso de La Mancha. Ahora, y por aumentar el placer y los sabores: Póker de Tempranillos, que es uno de los vinos que antes dije.

Anuncios