Etiquetas

Habla Esperanza Aguirre, en la derecha española –y se la oye como oráculo. Hoy, que está lista para ser alcaldesa. De la capital –de Madrid, la villa y corte. Que así lo ha pedido al Presidente, a meses vista. Y, después, páginas de diarios digitales, noticiarios y tertulias que trasladan, interpretan, vaticinan –a ras de las palabras pronunciadas. Como si una autoridad la invistiera renovada e incesante, a pesar de socavones tan hondos y caídas. Para quien ve desde fuera el escenario –autoridad que se ciñe a un interés que encarna o representa. O tal vez se residencia en ella –semblante que expresa y traslada decisión, en medio de un enérgico y discreto desapego.

©

Anuncios