Etiquetas

En la costa portuguesa Cascais y Estoril son ciudades con aspecto popular, y de aire litoral y pintoresco. Llegando de Lisboa, el visitante ve un turismo de costa, de bares y terrazas, sin más pretensión que el veraneo. De aquí la singularidad de un rey Borbón eligiendo –a mitad del siglo XX- esos entornos sin grandeza, sin solemnidad ni pretendida apariencia -para su exilio de España. Como una monarquía que era, decaída y sin fortuna –tan lejos de la británica, de los reyes que otrora fueron de las Españas, de la suntuosidad rococó y afeminada de los antiguos Capetos. Y junto al rey exiliado un país todavía en la busca de sí propio, después de tantos siglos y sin saber si era él –o si no era ya otra cosa que su deslucido espejismo.

©

Anuncios