Etiquetas

Con el pie en el estribo de la noche

y en vigilia el antípoda hemisferio,

escribo sin cifrar y sin misterio,

sin cartas señaladas ni reproche.

Y quien lea ya sin luz, y oiga el salterio

de silabas que sella un regio broche,

sabrá que por detrás de tanto oficio

quien escribe ejecuta un raro vicio.

©

Anuncios