Etiquetas

Así escribía un bloguero no hace mucho, sobre los gurús –que dicen que los hay- del mundo de los Blogs. Y ello me lleva a pensar qué pastel habría que partir –o qué ventaja obtener. Sin mucho meditarlo, pienso en dos: los dineros de quienes hacen negocios en el medio, o el lustre de un reconocimiento amplio –que, tengo para mí, es el propósito más frecuente. De hecho, el mundo de los Blogs se significa por un amateurismo casi universal: definido, más que por lo que se dice, por un impulso público de escribir –a no confundir con escueto afán de notoriedad. Seguramente de aquí que haya competencia –lucha por el reconocimiento- en el orbe de los Blogs. La misma pugna que –mezclada a los dineros- mueve la política, la empresa, los ámbitos de la eficacia y de la acción. Sólo que, en el caso presente, el reconocimiento del bloguero carece del engranaje –la palanca sociológica que, en otros ámbitos, lo pudiera hacer valer.

©

Anuncios