In memoriam J.E.G.

Hay una generación de hombres generosos –que se va, mas no se extingue todavía. Hombres que la edad ha hecho compasivos –con una sinceridad que se busca a sí misma, y un afecto. Aprendieron a sentir sobre las diferencias que la juventud trazó entre ellos con su azogue de hace tiempo –izquierdas o derechas, laicos, clericales, con sus desinencias en el afán cotidiano. Unidos, hoy, en la vida compartida tantos años sin sentirlo y que poco a poco va asomando a su declive –con mirada hacia atrás, de lo que fue o quiso ser, y en el respeto.

©

Anuncios