Etiquetas

No crean ustedes que escribir a diario, en público y como suelo, no comporta riesgo alguno. Mantener el interés del lector, el tono, la novedad en el tema, la corrección del lenguaje –y tantas, tantas cosas. Como mantener, uno mismo, la observación en derredor y atenta. No por hallar temáticas que aporten sustancia al desarrollo del Blog de cada día -mas por afinar el bisturí, la disección de lo real, la sutil penetración de los conceptos. Sopesando todo en todo instante, y dejándolo todo en ese mismo instante a las espaldas. Como lo dijo un maestro -habitando y escribiendo en los en medios que limitan por un lado con la espera, a la vez que por otro se deslíen con liviandad en el olvido.

©

Anuncios