Etiquetas

,

Plantea el referéndum una línea divisoria –donde cristaliza una escisión en el cuerpo nacional de Reino Unido. No la crea el habido referéndum, pero fue su ocasión regulativa y su plasmación jurídica para tiempos sucesivos. El –un imponderable reto a la cohesión del país que se separa. El no –pulsión intermitente y continua erosionando el contorno inestable de la unión así lograda. Otra vía: autonomía y poderes intermedios –abriendo el espacio donde el nacionalismo puja y medra, a la usanza catalana.

©

Anuncios