Etiquetas

A veces me viene al pensamiento esta cuestión semántica relativa a asuntos de ciencia, mitología, política o religión: a partir de la consagración de los días de la semana en el calendario de Roma -¿qué significado tiene que, entre los días de Saturno y de la Luna –en compañía tan pagana-, se hubiera situado un domingo -día consagrado al Señor? Pienso, en ocasiones, si se trató de ocupar plaza en el simbolismo inherente a la política, o de librar una batalla entre el Cristo y los dioses entonces establecidos, o de trazar un eje al que el mundo quedara referido y sujeto para siempre, o –más escueto que ello- una opción más antigua que la ciencia: un pronunciamiento decisorio de la fe.

©

Anuncios