Etiquetas

En política, hay cosas viciadas en origen. Convergencia, por ejemplo. O tocadas ab initio por el dedo feo e indigno del delito. Luego, las sombras –las sospechas, reforzadas. U otra cosa que sospechas -hoy, Arcadi Espada por ejemplo. ¿Refundación? Si el discurso no estuviera embadurnado de interés y suspicacia, si el mirar hacia atrás no mostrara un paisaje de hierro y de silencio, o si el lastre no agravara -a lo imposible- las bodegas.

©

Anuncios