Etiquetas

Algún visitante de este Blog, tal vez no conozca la cataplana –esa olla antigua, oriunda del Algarve portugués llegando hasta Lisboa. Dicen algunos que la antepasada –abuela de la olla a presión u olla exprés. Se trata de un recipiente con forma de concha gigantesca –con dos balbas unidas en un punto, articuladas, que se cierran ajustándose mediante rudimentarias pinzas de metal en ambos flancos. Las hay de cobre –más antiguas- y de acero inoxidable. Las prefiero para marisco y pescado, o también la impagable cataplana de bacalao: de cocinar fácil y rápido. Estos artilugios cocinan al vapor. Lo mejor, a mi ver, el cocinar en su jugo: formándose gustoso un caldo a partir de lo que destila el ingrediente. Con el original aditamento del cilantro. Es común, en los restaurantes de la lisboeta Rua das portas de Santo Antâo, que al mediodía camareros las ofrezcan como menú suculento y a la mano, al viandante. Incluso, algún viajero trae una de regreso –placer de la mesa, tanto en tanto, con algún vinho verde que previsor hubiera asimismo acompañado.

©

Anuncios