Etiquetas

¡Hala! Secamente, como palmada en la mesa. Cortante como un tajo. Dígase, como un punto y aparte, después haberlo dado todo por zanjado. Y después, reiniciar… de qué modo y por donde. Así, la regeneración democrática que suena por los medios –no se dice si reforma de estructura y de política, o rendición moral de cuentas. Pero ante quién, entonces –roto el vaso y sin suelo confiable por debajo.

©

Anuncios