Abandonó el estrado, ab integro cumplidas las últimas formalidades que el trámite exigía. La justicia en el ínterin y absorta, sentada como estaba -en el último recodo, en el límite abrupto del banquillo.

©

Anuncios