Etiquetas

En la poesía, los aciertos tienen causa en la lucidez, en la mesura y la técnica. Incluso cuando el poeta pretenda figurar lo desmesurado, o el caos, o lo informe. La emoción, cuando llega, es derivación de aquella causa necesaria –nunca origen primordial del pálpito, que en el gustador procura el verso.

©

Avisos para poetas / 3

Avisos para poetas / 2

Avisos para poetas / 1

Anuncios