Etiquetas

,

Leer a Kafka, El Proceso –manuscrito póstumo e inacabado. Un modo de leernos. Cuando no las cosas ni la vida, mas su lógica, hechiza o nos posee. Entonces, la mosca del espíritu –atrapada quedó en el interior de su botella. Póstumos, por tanto y entre tanto –las alas golpeando inofensivas y tiernas la pared que el pensamiento ha erigido y que lo ciega. La mirada atrás -distorsionada, imposible o impotente- recuerda el palimpsesto inacabado de una vida que ha sido y que pulsa todavía -su vigencia.

©

Anuncios