Etiquetas

Va siendo frecuente hallar por internet escritos sobre Blogs, de mano de blogueros. Que tienen que ver, sobre todo, con modos y estrategias para atraer visitas –para mantener los visitantes, o fidelizar se dice. Sobre este particular, el escritor avezado –que pasó por el libro, por la prensa, por la literatura y por la tertulia pública o amigable- conoce lo inexacto de la conseja aquella de que el paño fino, en el arca se vende. Que lo bueno no precisa de cura, difusión, acompañamiento o vigilancia. Cosa diferente, entiendo, es la ocupación del bloguero –fundamental y sin medios- en la planificación de la estrategia. Sin medios, digo, porque pocos son los blogueros con saberes de marketing y de redes –con especialización bastante. Fundamental, he dicho, puesto que el tiempo del bloguero para el Blog suele ser limitado entre ocupaciones otras –y lo fundamental, entonces, puede no ser del todo la atención exclusiva a la estrategia. En todo caso, sostengo que un estilo propio unido a la honradez, variedad e inteligencia debieran dar bastante para el Blog de un aficionado –como lo son casi todos. Si no de alcance a multitudes de internautas –al menos, previsible si inquieto y juguetón para lectores que, fieles, lo frecuentan.

©

Anuncios