Etiquetas

Ayer, en el parlamento español se debatía. Sobre el estado de la Nación, que se dice -salvo algunos. Rajoy, presidente, leyó portadas de periódicos de hace tres o cuatro años. Rubalcaba, oposición, también leyó las suyas. Entretanto, algunos de los millones de parados seguro no escuchaban ni atendían. En economía –el presidente- puedo decir que hemos pasado el Cabo de Hornos. El paso meridional hacia el Pacífico –tormentoso y lleno de bloques de iceberg, y de peligros. Lo hemos pasado: aurora de sosiego al horizonte. Y algunos millones de parados no escucharon. Ni al opositor tampoco. Parados ya frisando cincuentones -sin ocupación, subsidio ni horizonte. Como a la deriva y en barcazas dispersadas -sin rescate posible, en desespero. Otros, tal vez el Cabo lo habrán sobrepasado –para ellos sin embargo, y perdido el seguro que tenían, nada –nunca, ni tampoco todavía- se habrá sobrepasado.

©

Anuncios