Etiquetas

,

Guadalest es un pueblo erguido sobre una cresta –hoy, como casi un decorado. Con su Castillo y su Casa de los Orduña, visitable y llena de muebles y enseres que encantan –de tiempos de ricoshombres poderosos tal vez, y almidonados. Con su puerta de ciudad y su muralla. Y una torre campanario que levanta su hechura –curiosa, y sobre nada. Con la panorámica, también, que prodiga la altura y que prende a quien accede –urbano- a lo escarpado. Para una excursión levantina –Benidorm arriba, provincia de Alicante. La comida, recomiendo –lector- el Mesón Xorta, carretera de Alcoy -según se sale del pueblo caminando, pero en coche, carretera hacia la izquierda.

©

Anuncios