Etiquetas

Hay pruebas como PISA, que a nuestros pibes los ponen enfrente de un contraste general –europeo, y en cierto modo del mundo desarrollado: dar cuenta de la aptitud para integrarse en un sistema, el productivo. Por ello, y en este ámbito importante, preocupa que la diferencia entre regiones españolas se haya ido incrementando paulatina, lejos de aminorarse. Preocupa por lo que a la unidad interna del país, su cohesión productiva, se refiere. Nadie ha dicho todavía si esa diferencia también obra a favor de las mejor posicionadas –en civilidad y solidez de los alumnos, en sentido moral, o en integridad y coherencia interior de sus personas.

©

Anuncios