Etiquetas

Georges Bataille escribía sobre la indiferencia de Manet. Pintor de un mutismo lleno de significación y de sentido. Como si lo esencial de su mensaje se hallara donde sobran los gestos y palabras –porque ocultan más que dicen-, donde un mostrarse no grandilocuente se basta en su mera superficie, en su inapariencia esquemática. Engendramiento o aviso, de un tiempo que adviene –se aproxima. Música en las Tullerías, por ejemplo, me recordó hace tiempo esas películas de figurantes que no encuentran ni buscan su papel en el plató, en el escenario. Que deambulan sin sobreactuar ni tampoco descomponer el gesto. Tal si con ellos no fuera. Urbanos y modernos, al cabo de un modo de vivir que se avecina -de una inédita experiencia.

©

Anuncios