Etiquetas

,

En un antiguo artículo de JLV –antiguo, por cómo transcurre de veloz el tiempo- hablaba él de posturas liberales en política –en España. Como persiguiendo una convivencia sin dogmas, amparada en la discusión racional, libre y entre iguales. No sé cuánto, desde entonces, aquel arbitrio habrá ganado espacio en lo político. Hablaba –como una observación no central de aquellas páginas- de la burguesía en Cataluña: el esfuerzo de hacer ver, presupuesta la objetividad de la economía y los mercados. Hoy, esa barrera de objetividad debilitada en grado, se advierte preponderante un posicionamiento individual e informe –no racional, emotivo, favorecido en los medios, aglutinado y convocado en Cataluña -en la política.

©

Anuncios